ARTE URBANO DESDE CASA

Scroll this

Durante unos cuantos días, las calles se han quedado vacías.

Las figuras han dejado de cobrar vida en las paredes.

Los paisajes se han quedado sin florecer en ese espacio sin vida.

El colorido ha dejado de visitar esos rincones oscuros de la ciudad.

Los graffitis han dejado de corretear por las ciudades.

El bullicio se ha apagado.

La música no se escucha en el metro, en la plaza de nuestro barrio, en las orillas del río.

Ante esta situación, los artistas urbanos han tenido que tirar otra vez de su parte derecha del cerebro, para plasmar sus obras en otros formatos.

Y como en todas las situaciones, sean con viento a favor o contra, en la tormenta se encuentran o aparecen oportunidades, para realizar cosas que antes no se te habían pasado por la cabeza.

Adaptarse a la situación.

La música ha unido muchas localizaciones a muchos kilómetros de distancia. Muchas voces e instrumentos se han unido para hacernos llegar sus melodías a través de nuestras pantallas, inundando de vida nuestra casa.

Las ventanas se han convertido en nuevos lienzos, donde se han plasmado historias, pintado cuadros.

Se ha descubierto que el baño, puede ser el nuevo escenario para la siguiente película de animación.

Los colores han pasado de inundar las paredes, a tomar un lugar en los folios en blanco, los lienzos, cobrando vida en diferentes formatos.

Los cuentos, los relatos, las fábulas, las novelas, las reflexiones, las críticas… otras formas de expresión del hemisferio derecho, durante este periodo.

Esta situación ha hecho que muchos de nosotros descubramos una nueva forma de expresión para nuestras obras.

Sigamos surfeando con calma este tsumani en el que nos encontramos, el resultado nos dejara un maravilloso sabor de boca. 

Tags: / Category: Blog