NIÑOS

Scroll this

Después de estar varios días en casa, aislados como la situación lo pedía.
Después de cansarse de todo, ya que lo han repetido mil veces.
Empezaron a salir a la calle esperando encontrarse otro mundo, y sí, había otro mundo, otras reglas…

Lo que querían los niños, nuestros niños, era poder ver a sus amigos. No hacía falta tocarse, solo querían verse.

Un primer momento de chequeo; es mi amigo/a, ¿ha cambiado?. Sonrisa cómplice, y seguidamente… ¡a disfrutar! No hace falta nada más. La compañía de tu amigo/a, correr al lado, una mirada traviesa, coger la bici y empezar a pedalear, dar patadas a un balón… aunque te encuentres en mitad de la acera.

Algo tan simple y maravilloso a la vez, como es la sonrisa de un niño/a al estar de nuevo con su amigo/a.

Tags: / Category: Blog